sábado, 20 de diciembre de 2014

Abdel Mulah padre Mohamed Dihani entrevistado por Equipe Media


Declaraciones de Abdel Mulah padre de Mohamed Dihani que fueron grabadas en video por Equipe Media en el Sahara Occidental ocupado para la presentación del libro Activismo Juridico en la causa saharaui que tuvo lugar el pasado jueves en Sevilla. 








El Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas de Naciones Unidas exige a Marruecos la “liberación inmediata” de Mohamed Dihani y considera acreditado que fue secuestrado y torturado




#freemohameddihani

domingo, 7 de diciembre de 2014

IV JORNADAS DE FORMACIÓN UM DRAIGA


IV JORNADAS DE FORMACIÓN





VIERNES 12 DICIEMBRE
LUGAR: LIBRERÍA “LA PANTERA ROSSA” (C/ San Vicente de Paúl 28)
19:30H – PRESENTACIÓN DEL LIBRO:
            “UN BEDUINO EN EL CARIBE”
Con la presencia del autor: ALI SALEM ISELMU
Entrada libre hasta completar el aforo.
SÁBADO 13 DICIEMBRE
LOCAL DE UM DRAIGA (C/ Fraga 1, local)
12:00H
INAUGURACIÓN – Delegación en España Frente Polisario
EL MURO DE LA VERGÜENZA
RED DE ESTUDIOS SOBRE EFECTOS DE MINAS TERRESTRES Y MUROS EN EL SAHARA OCCIDENTAL (REMMSO)
PLATAFORMA “GRITOS CONTRA EL MURO”
18:00H- JUVENTUD SAHARAUI: FUTURO Y RESISTENCIA
LIGA DE ESTUDIANTES Y JÓVENES SAHARAUIS EN EL ESTADO ESPAÑOL (LEJSEE)
JÓVENES ACTIVISTAS SAHARAUIS DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS (Territorios ocupados)
CLAUSURA
ACTIVIDAD COMPLEMENTARIA: DOMINGO 14 DICIEMBRE
11:00H- INTERVENCIÓN ARTÍSTICA. MURAL URBANO
MOHAMED MOULUD YESLEM Y ARTISTAS LOCALES
C/ Monasterio de Samos con C/ Privilegio de la Unión
Instalación de carpa informativa sobre los Derechos Humanos en el Sahara Occidental
12,30HACTO PÚBLICO POR LOS DERECHOS HUMANOS EN EL SAHARA OCCIDENTAL
Colabora: JUNTA MUNICIPAL DE SAN JOSÉ – AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA
REVITALIZACIÓN SAN JOSÉ

martes, 11 de noviembre de 2014

Hispan TV.- Denuncian a España por venta de armas ilegales a Marruecos



Hispan TV, Nexo Latino

(Con acceso a la noticia en video en la web Hispan TV)

Siete organizaciones han presentado la quinta denuncia contra España por la venta de armas ilegales a Marruecos y han denunciado que el Gobierno español continúa ignorando las violaciones de los derechos humanos que se comenten en el Sahara Occidental.



Siete organizaciones han presentado la quinta denuncia contra España por la venta de armas ilegales a Marruecos y han denunciado que el Gobierno español continúa ignorando las violaciones de los derechos humanos que se comenten en el Sahara Occidental. - See more at: http://www.hispantv.com.es/DisplayNews.aspx?id=296096#sthash.cJqsOssr.dpuf
Siete organizaciones han presentado la quinta denuncia contra España por la venta de armas ilegales a Marruecos y han denunciado que el Gobierno español continúa ignorando las violaciones de los derechos humanos que se comenten en el Sahara Occidental. - See more at: http://www.hispantv.com.es/DisplayNews.aspx?id=296096#sthash.cJqsOssr.dpuf

Llevan cinco años recorriendo este camino con una denuncia similar en las manos. Representantes de diversas asociaciones denuncian al Gobierno español por la venta ilegal de armas por parte de España a Marruecos para seguir ocupando el Sahara Occidental

Es que en los últimos años se han vendido cientos de vehículos blindados y todoterrenos al Ejército marroquí.

El conflicto Saharaui lleva ya 39 años sin resolverse con miles de refugiados en Argelia mientras que en el Sahara Occidental viven oprimidos por un muro de más de 2700 kilómetros sembrado con siete millones de minas.

Pero los simpatizantes de la causa Saharaui ven el futuro con mucha ilusión ya que Podemos, la formación de Pablo Iglesias si les brinda soluciones.

Tienen esa esperanza porque Podemos tiene una resolución en su programa que recoge el conflicto del Sáhara y de la responsabilidad de España a la hora de devolver a los saharauis su tierra.

Rafael González, Madrid

sábado, 8 de noviembre de 2014

Dihani. Una familia contra un Estado ocupante



Gallopinto

Blanca Enfedaque
 

 


Una moto con la luz apagada sigue a un coche hasta la casa de la familia Dihani. Desde el coche salta un flash. Medidas de seguridad, por si acaso. En el coche viaja una delegación observadores internacionales que se encuentra en el Aaiun para asistir al juicio de Loumadi Abdessalam, un activista acusado de tirar un coctel molotov a un coche de policía*.
Es la noche antes de la vista, la delegación visita la casa de los padres y hermanos de Mohamed Dihani, un joven saharaui al que Marruecos secuestró y torturó en cárceles secretas. Con  26 años fue raptado en la fiesta de bienvenida de su primo Brahim, que pasó seis meses en la cárcel por reivindicar la independencia del Sahara Occidental en una discusión en un tren. A Mohamed, altos cargos de las fuerzas de seguridad marroquíes trataron de convencerle de que reivindicara ataques de bandera falsa. Es decir, atentados que ellos iban a cometer en nombre de una supuesta célula yihadista de Al Qaeda, con supuestos vínculos con el Frente Polisario. Ese era el precio para parar la tortura y las violaciones. Una oferta que Dihani supo rechazar porque, además de suponer una traición a su Pueblo y a su causa, no le granjeaba la libertad. Hoy sigue en una cárcel, esta vez oficial, y sabe que no está solo.
En su casa, sus hermanos y primos reciben a los invitados aragoneses. Son altos, de ojos redondos y pómulos sonrientes. El salón de la casa es un ir y venir de jóvenes con darrah (túnica masculina saharaui). Algunos, ya conocidos de viajes anteriores, entonces eran niños en pantalón corto, hoy presumen de suave bigote y visten largas camisolas de hombre.
La madre, con suma amargura, relata cómo hace unas semanas el director de la cárcel los llamó y anunció su liberación. Mohamed aseguró que sin su abogado no iría a ninguna parte, con miedo a sufrir un traslado a una cárcel secreta o a una desaparición. Al igual que un gato juega con un ratón antes de comérselo, haciéndole creer por un momento que le va a soltar justo antes de hincarle el diente, las fuerzas de ocupación confunden a los presos y a sus familias. Es una estrategia de desgaste más.
Traen una pirámide de fruta: en la base, naranjas; primer piso, manzanas; coronado por plátanos y yogures, y todo bien apuntalado con film transparente.
“Cuando secuestran a un familiar, es como si te secuestraran a ti mismo”, aseguran.
Uno de los hijos, Mahyub, está enfermo. Es el hermano mayor y tiene una crisis psicológica grave, sobre todo cada vez que pasa un coche o llaman a la puerta. Sufre angustia y miedo a ser atacado por sorpresa en la calle.
El padre, Abdel Mulah, siempre intenta ocultar el miedo. Pero a veces se despierta a las dos de la mañana, abre las puertas, enciende la luz y se pone a contar hijos como loco.
Mahyub entra y sale. Cojea. Está nervioso, se lava las manos. A él trataron de secuestrarle con el mismo coche con el que detuvieron a Mohamed. Piensa que Mohamed fue secuestrado por su culpa y, ese pensamiento fue el que le empujó a saltar desde una azotea para acallar su mente atormentada. El intento de suicidio fue desde un tercer piso, se fracturó la espalda y tuvieron que llevarle a Marrakech a que le pusieran un hierro en la espalda.
“El primer choque cuando secuestran a un familiar es que te sientes frente a TODO un Estado. Nunca imaginamos que íbamos a tener problemas como estos. La injusticia, el desbordamiento que te invade te hace sentir sumamente vulnerable”.
“Tener a un familiar preso afecta mucho a la economía”. Abdel Mulah no es rico, pero hasta entonces había vivido cómodamente gracias a su trabajo. Ha disfrutado de buena comida, ropa de calidad y hasta ahora había podido pagar educación superior a sus hijos. Pero el proceso de Mohamed está agotando los ahorros. “Con los delitos comunes hay mucha corrupción. Si pagas 6000 euros puedes librarte de la cárcel. Es un dineral, pero se puede reunir”. Engañados por esta idea, además de trabajar con la asociación, la familia Dhani trató de tocar todas las puertas. Perdieron miles de euros. Un padre desesperado puede hacer cualquier cosa. No olvidemos que en los primeros meses, el paradero de su hijo era desconocido. No fue hasta su negativa a participar en el maquiavélico plan del ataque de bandera falsa cuando le trasladaron a la cárcel de Temara. 



*El juicio fue un ejemplo más del absurdo de la justicia marroquí. Siendo la acusación de atentado contra la autoridad, la pena solicitada por el procurador podía alcanzar la pena de muerte.
Los tres testigos, policías marroquíes, aseguraron no reconocer al acusado, y, aun así, sin ninguna prueba que lo inculpara, se ha prolongado su encarcelamiento durante diez meses.
El pasado 17 de septiembre, Amnistía Internacional reportó un caso de tortura colectiva en la cárcel Negra de El Aaiun. Entre las víctimas se encontraba Loumadi Abdessalam.

jueves, 6 de noviembre de 2014

Concentración por la libertad de los presos políticos saharauis y el fin de la ocupación marroquí.


Siete organizaciones presentan la quinta denuncia contra España por la venta de armas ilegales a Marruecos




MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Siete organizaciones han presentado este jueves al Ministerio de Economía y Competitividad la quinta denuncia contra España por la venta de armas ilegales a Marruecos y han denunciado que el Gobierno español continúa ignorando las violaciones de los Derechos Humanos que se comenten diariamente en territorio saharaui.
   "Conjuntamente, con otros compañeros de otras ONG y de una asociación saharaui, hemos venido un año más al Ministerio de Economía para denunciar la venta de armas a un país que viola los Derechos Humanos. Marruecos ocupa ilegalmente un territorio y diariamente viola los Derechos Humanos de los saharauis, tortura, detiene y priva de libertad", ha explicado el presidente de la Coordinadora de Asociaciones Solidarias con el Sahara (CEAS-Sáhara), José Taboada, que ha pedido al Gobierno que "deje de violar los Derechos Humanos".
   Simultáneamente, en los campamentos saharauis y en Madrid, han recordado que aunque el Ejecutivo español ha suspendido la venta de armamento a Libia desde 2011 y a Egipto y Taiwán desde 2013, esta suspensión no está afectando al Sáhara. "Siempre han hecho caso omiso a las peticiones de auxilio de la población saharaui, país del que España es potencia administradora según ratificó el pasado mes de julio la Audiencia Nacional", han subrayado.
  "El Gobierno español ha dado carpetazo a las denuncias que anualmente desde 2010  presentan las organizaciones civiles e ignoran los informes de Naciones Unidas, la Unión Europea" y organizaciones internacionales como Amnistía Internacional o Human Rights Watch, han explicado.
   Coincidiendo con el 39 aniversario de la Marcha Verde --movimiento con el que comenzó la ocupación del Sáhara Occidental por entonces español por parte de Marruecos-- han denunciado que con la venta de armas a Marruecos el Gobierno español vulnera la legislación que prohíbe dichas exportación en los casos que existen "indicios racionales" de que el armamento se pueda utilizar para llevar a cabo "acciones de represión internas o situaciones de violaciones de Derechos Humanos".
   Según ha explicado Eduardo Melero, de Justicia i Pau, en los últimos 20 años España ha vendido material de defensa a Marruecos por valor de 250 millones de euros. "Entendemos que estas exportaciones son contrarias a la legislación española y la posición común de la Unión Europea porque se están realizando a un país que viola los Derechos Humanos y a un país que está en conflicto con el Sáhara".
   Además de CEAS-Sáhara, desde Madrid han firmado la denuncia Justicia i Pau, la Red de estudios sobre efectos de minas terrestres y muros en el Sahara occidental (REMMSO), el Observatorio Asturiano de Derechos Humanos para el Sahara Occidental y el Observatorio Aragonés para el Sahara Occidental. Desde el campamento de refugiados de Tinduf (Argelia), la Asociación Andaluza de Juristas por el Sahara (AJASAHARA) y la Asociación de Familiares y Presos Desaparecidos Saharauis (AFAPREDESA), acompañados por el Coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo.

MINAS ANTIPERSONAS

   Otro de los problemas fundamentales que han querido resaltar es la existencia de minas para la defensa del muro que divide el territorio saharaui, un muro que, según ha dicho Taboada, "impide a las familias comunicarse".
   En total, se estima que existen unos siete millones de minas, algunas españolas y otras francesas e italianas, que convierten al Sáhara Occidental en uno de los territorios más minados del mundo.
   Gaici Nah de REMMSO ha explicado que las minas "afectan a toda la población privándoles de la libre circulación y provocando más miedo y terror y miles de víctimas".
   Como saharaui "he venido aquí a denunciar que mi pueblo lleva desde 1975 sufriendo una invasión marroquí y para que la comunidad internacional aplique su labor para terminar con esta situación". Además ha subrayado que "la propia Europa está violando sus derechos porque está dando mantenimiento a un Ejército que está ocupando ilegalmente un territorio".
   "Esperamos que España asuma más su responsabilidad, esperamos que Naciones Unidas se tome en serio la situación del pueblo saharaui" porque, según ha defendido, "está haciendo una lucha pacífica y reivindicando los derechos amparados por las diferentes resoluciones de la ONU y el Consejo de Seguridad".
   Por último, Taboada ha subrayado que "es una vergüenza que en el siglo XXI se siga manteniendo un territorio por la fuerza". "Creemos que la ONU tiene que imponer una solución pacífica y que el Gobierno español debe ayudar", ha añadido. Y es por ello por lo que junto a la denuncia, presentarán en Tinduf un documento con todas las actuaciones ilegales que, según ellos, el Gobierno español ha cometido a lo largo de la historia en relación a la venta de armas a Marrueco, con la intención de que llegue hasta las manos del secretario general de la ONU, Ban Ki Moon.

Nueva denuncia contra el Gobierno español por vender ilegalmente armas a Marruecos, al ignorar que viola los Derechos Humanos de civiles



NOTA DE PRENSA
Jueves, 6 de Noviembre de 2014

En el 39º aniversario de la Marcha Verde
y, por primera vez, de forma simultánea en Madrid y en los campamentos saharauis

Nueva denuncia contra el Gobierno español por vender ilegalmente
armas a Marruecos, al ignorar que viola los Derechos Humanos de civiles

Siete organizaciones sociales y jurídicas alegan que España otorga respaldo político a un régimen autoritario y contribuye a crear el terror que Marruecos impone en el Sahara Occidental

El Coordinador general de IULV-CA, de visita oficial en los campamentos, entregó junto con los demandantes la denuncia a Naciones Unidas, solicitando el amparo de Ban Ki Moon






En el Sahara Occidental las armas han matado a miles de mujeres, niños y personas inocentes desde el inicio de la invasión marroquí, hace hoy 39 años. Lamentablemente muchas de esas armas son españolas. En un solo campamento, en Um Draiga, el 18 de febrero de 1976, los bombardeos se cobraron más de 200 víctimas. Pero España también es cómplice de los crímenes que están ocurriendo después de esa fecha, cuando las víctimas no tenían otra nacionalidad que la española, por vender y regalar armamentos al ejército marroquí contra el pueblo saharaui, por condecorar a sus torturadores y por silenciar las graves violaciones cometidas contra ciudadanos españoles”, declaraba esta mañana Abdeslam Omar, presidente de la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis (AFAPREDESA), tras interponer una nueva denuncia contra el Gobierno Español por la venta de armas a Marruecos, ilegal –según alega el texto jurídico- al ignorar que el Reino alauí viola los Derechos Humanos de civiles. Junto a él en Tinduf, Francisco serrano, Presidente de la Asociación de Juristas Andaluces por el Sahara (AJASAHARA), recalcaba que “España contribuye a crear el terror que Marruecos impone en el Sahara Occidental, vendiéndole armamento”.

Hoy, cuando se cumple el 39º aniversario de la Marcha Verde que materializó la ocupación militar del Sahara Occidental, siete organizaciones sociales y jurídicas ha presentando la quinta denuncia al Gobierno español para intentar paralizar las autorizaciones de exportación de armamento español a Marruecos. Y lo han hecho por primera vez de forma simultáneamente en los campamentos saharauis (Tinduf, Argelia) y en Madrid, para dar una dimensión internacional a esta iniciativa cuyo alegato fundamental es que la Administración española está vulnerando la legislación que prohíbe autorizar estas transacciones en los casos en que existan indicios racionales de que el material puede ser empleado en acciones con fines de represión interna o en situaciones de violaciones de los derechos humanos.

En Madrid, interponían la denuncia en el Ministerio de Economía y Competitividad la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sahara), Justicia i Pau, la Red de estudios sobre efectos de minas terrestres y muros en el Sahara occidental (REMMSO), el Observatorio Asturiano de Derechos Humanos para el Sahara Occidental y el Observatorio Aragonés para el Sahara Occidental. Mientras que en los campamentos saharauis, intervenían en la denuncia paralela la Asociación Andaluza de Juristas por el Sahara (AJASAHARA) y la Asociación de Familiares y Presos Desaparecidos Saharauis (AFAPREDESA), acompañados por el Coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, de visita en los campamentos saharauis desde el pasado miércoles por invitación del Presidente Mohamed Abdelaziz.
El candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía por la colación de izquierdas declaró durante el acto que “España tiene mucho más que hacer para afrontar una salida justa al conflicto saharaui. Hay que evitar amenazas como las que se derivan de la venta de armas –afirmó Maíllo- y, sobre todo, hacer una apuesta ambiciosa para reordenar las relaciones con Marruecos, promoviendo la política de buena vecindad en condiciones de respeto mutuo y de apoyo a la paz”.

Según el presidente del Observatorio Asturiano de Derechos humanos para el Sáhara Occidental, Javier A. González, “al participar en el Tratado sobre Comercio de Armas España ha asumido unas obligaciones internacionales que debe cumplir; entre ellas la de no permitir las ventas de armas a Estados poco respetuosos con los Derechos Humanos. Nuestro país al autorizar -como viene haciendo- la venta de armas a Marruecos, contribuye a la represión del pueblo del Sáhara Occidental y viola flagrantemente estos compromisos”. En la misma línea se expresaba Eduardo Melero, abogado de Justìcia i Pau, afirmando que las exportaciones españolas de armas a Marruecos son contrarias a la legislación, ya que se utilizan para vulnerar los derechos humanos de la población saharaui y, además, otorgan respaldo político a un régimen autoritario”.

En los últimos diez años, nuestro país vendió 193 millones de euros en armamento a Marruecos, siendo éste el país destinatario del mayor número de armas españolas dentro del continente africano. Estas reclamaciones administrativas y jurídicas incluyen testimonios y pruebas como las fotografías de los VAM TAC, cuya venta autorizó el Ministerio de Comercio entre los años 2008 y 2010, rodeando los colegios de El Aaiún, o los informes del Secretario General Naciones Unidas, sus relatores, la Unión Europea (el más reciente el Informe Tannock de 22 de octubre de 2013) y los de prestigiosas organizaciones independientes como Human Rights Watch, el Centro Robert F. Kennedy para la Justicia y los Derechos Humanos, Amnistía Internacional o Freedomhouse.

Pero hasta la fecha el Gobierno español les ha dado carpetazo y ha rechazado su tramitación; priorizando la exportación de armamento frente a la protección de los derechos humanos y la prevención de los conflictos, y siendo imposible el control jurídico y ciudadano de las autorizaciones administrativas de estas transacciones armamentísticas. España, mostrando una actitud arbitraria, sí suspendió las autorizaciones de exportación de armamento a Libia en 2011 y a Egipto y Taiwán en 2013; pero siempre ha hecho caso omiso a las peticiones de auxilio de la población saharaui que vive bajo la represión marroquí en el Sahara Occidental, país del que además España es potencia administradora según ratificó el pasado mes julio la Audiencia Nacional.

Por esta razón, ante esta situación de desamparo y movidos por la preocupación acerca de las violaciones de los derechos humanos del pueblo saharaui, las organizaciones denunciantes han traslado sus demandas al Secretario General de Naciones Unidas. A través a los responsables de la MINURSO en Tinduf, con la rúbrica de Maíllo y de los representantes de los Encuentros Internacionales de Arte y Derechos Humanos del Sahara Occidental (ARTifariti) que se celebran estos días en la wilaya de Bojador, se entregó esta mañana a Ban Ki Moon la denuncia, un dossier histórico de las acciones legales emprendidas y una carta en la que se le solicita que, como depositario del “Tratado sobre comercio de armas”, exija  al Gobierno español el cumplimiento de sus obligaciones como país firmante. Además, se le pide que demande a España el respeto a las Resoluciones de Naciones Unidas, tanto en su condición de potencia administradora, que viola sus compromisos internacionales al autorizar ventas de armas a quien ocupa ilegalmente y por la fuerza un territorio que se encuentra a día de hoy pendiente de descolonización; como a los principios y fines enunciados en la Resolución 2625 (XXV) de 1970 de la Asamblea General donde se indica el deber de los Estados de abstenerse de instigar, ayudar o participar en actos de guerra civil o de consentir actividades organizadas dentro del territorio de los pueblos en proceso de descolonización encaminadas al uso de la fuerza.

Luis Mangrané, del Observatorio Aragonés para el Sahara Occidental, destacó que "la existencia de presos políticos saharauis, que permanecen encarcelados en pésimas condiciones en cárceles marroquíes y que precisamente hoy inician una huelga de hambre, es una prueba más de las violaciones de los derechos humanos de la población saharaui; represión posible gracias al opaco suministro de armas de España, del que se desconocen los beneficiarios y las razones por las que se autorizan".

La denuncia, como señalaba Abdeslam Omar, se presenta justo un año antes de que se cumpla el 40 aniversario de la Marcha Verde, una efemérides nefasta frente a otra positiva que recordaba José Taboada, Presidente de CEAS, a su salida del Ministerio.El domingo 9 de noviembre, comentaba Taboada, se cumplen 25 años del desmantelamiento del famoso Muro de Berlín. Es una buena ocasión para celebrarlo y, al mismo tiempo, exigir el fin de otros muros muchas veces silenciados. Existe el muro de Palestina, el de México, los de Ceuta y Melilla y el que divide el Sahara Occidental por la mitad, que fue construido por Marruecos hace más de 30 años, el muro de la Vergüenza”. El coordinador de REMMSO, el ingeniero saharaui Gaici Nah Bachir, insistía en que "tenemos que alzar la voz para denunciar que Marruecos continúa minando el Muro de Ocupación marroquí. Son miles los saharauis víctimas de minas y demás arsenal que Marruecos mantiene a lo largo de más de 2700 Km, separando familias desde hace décadas y amenazando la vida de todo un Pueblo, el Pueblo Saharaui”. Naj forma parte del equipo coordinador de la “Campaña internacional contra el muro de la ocupación marroquí: Remove the wall”, que busca apoyo internacional para obligar al estado marroquí a cumplir las reglas del derecho internacional humanitario y desmilitarizar el muro, eliminado todas las minas antipersona y antitanque y los restos explosivos de guerra que oculta.