jueves, 15 de octubre de 2009

DECLARACION DE CONDENA


Las organizaciones abajo firmantes denuncian la detención, el jueves 8 de octubre, por parte de la policía marroquí, en el aeropuerto de Casablanca, de los siete activistas saharauis de derechos humanos que regresaban en avión de una visita a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia). Esta detención constituye una grave violación de los derechos reconocidos en los Tratados internacionales.

Los siete activistas saharauis que permanecen privados de libertad y en paradero desconocido son:

Ali Salem Tamek, secretario general del Colectivo de Defensores Saharauis de los Derechos Humanos (CODESA).

Brahim Dahan, presidente de la Asociación Saharaui de Víctimas de Graves Violaciones de los Derechos Humanos (ASVDH).

Rachid Sghaïr, activista del Comité Contra la Tortura de Dajla, Rachid Sghayar.

Nassiri Hamadi, secretario general del Comité Saharaui para la Defensa de los
Derechos Humanos en Smara y presidente de la AMDH sección Smara Chapter.

Yehdih Terruzi, miembro de la Asociación Marroquí de los Derechos Humanos (AMDH), sección El Aaiún, Yahdih Ettarrouzi

Saleh Loubeihi, presidente del Foro para la Protección de la Infancia Saharaui, miembro del CODESA y de la AMDH, Saleh Lebayhi.

Degja Lechgar, activista y dirigente de ASVDH.






Brahim Dahan había sido invitado a participar a una serie de conferencias en Europa y se contaba con su presencia la semana del 19-25 de octubre para asistir como ponente en sendos actos a celebrar en el palacio Miramar de San Sebastián y en la Universidad de Zaragoza. Actos a los que no podrá asistir definitivamente atendidas las actuales circunstancias.

La detención fue ordenada por el Procurador Real del Tribunal de Apelación de Casablanca, bajo la acusación de traición a la patria y atentar contra la soberanía e integridad territorial de Marruecos al servicio de otro país. Fue precedida por una campaña orquestada por algunos medios de comunicación marroquíes en las que se les calificaba de “traidores a la patria”, como reacción al viaje de los detenidos a los campamentos de la RASD (República Arabe Saharaui Democrática) en Argelia.

Las declaraciones del ministro de Comunicación, portavoz del Gobierno del Reino de Marruecos, Khalid Naciri, en una rueda de prensa, manifestando que “el Gobierno no permanecerá cruzado de brazos ante las provocaciones contra la integridad territorial del Reino” no presagian que los detenidos vayan ser sometidos a un proceso judicial justo. En este momento, los familiares de los detenidos desconocen el lugar en el que se hayan recluidos y de momento no han recibido asistencia legal.
La violación de habeas corpus, la ausencia de cualquier dato procesal e incluso procedimental y la más absoluta ausencia de noticias hacen pensar que su integridad física e incluso su vida pueden correr grave riesgo. Dicho esto último en función de la práctica habitual de la tortura y de los tratos inhumanos por parte del Reino de Marruecos tal y como se patentiza en todos los últimos informes de las principales organizaciones de derechos humanos.

Estas detenciones forman parte de una planificada e histórica política de persecuciones, desapariciones y torturas de las autoridades marroquíes hacia los activistas y población saharaui en general. Recientemente, en el marco de dicha política han sido detenidos, entre otros, activistas como SIDI MOHAMMED DADDACH, Presidente de CODAPSO (Comité por la Autodeterminación del Sáhara Occidental); la activista SUKEINA IDRISSI, Presidenta de Foro Futuro de la Mujer Saharaui, quien fue detenida en otro viaje entre las ciudades de El Aaiun y Smara y la activista de derechos humanos de Bojador SULTANA JAYA. Otros activistas como HMAD HMAD, permanecen sometidos a una estrecha vigilancia policial.

El Estado de Marruecos sigue queriendo ignorar normas de comportamiento democrático tan básicas como la Declaración Universal de los Derechos Humanos que proclama en su artículo 19 como “todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Artículo que en el mismo sentido desarrolla el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos en sus artículos 18 y 19.
El Reino de Marruecos incluso continúa burlándose de su propio texto constitucional, cuyo artículo 9 dice textualmente: “se garantiza a todos los ciudadanos: la libertad de circular y de establecerse en todas las partes del Reino; la libertad de opinión, la libertad de expresión bajo todas sus formas y la libertad de reunión; la libertad de asociación y la libertad de afiliarse a cualquier organización sindical y política de su elección. O en cuyo artículo 10 se prescribe como nadie “podrá ser arrestado, detenido o castigado salvo el caso y las formas previstas en la ley”.

Estos Tratados internacionales han sido ratificados por el Reino de Marruecos y las libertades impresas en su texto constitucional obligan a todos los poderes públicos. Y es por todo ello por lo que exigimos la inmediata liberación de los detenidos: Ali Salem Tamek, Brahim Dahan, , Rachid Sghaïr, Nassiri Hamadi, Yehdih Terruzi, Saleh Loubeihi y Degja Lechgar, así como el cese de las continuas violaciones de derechos humanos y continuo hostigamiento, de los que son objeto los activistas saharauis en las ciudades de los Territorios Ocupados de El Aaiun, Bojador, Smara y Dakhla.


Comité de Solidaridad Internacionalista de Zaragoza

Fundación Mundubat

Observatorio Aragonés para el Sahara Occidental

Um Draiga, Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui en Aragón


AFAPREDESA,Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis


ACAPS WILAIA ALT PENEDÈS

Partido Comunista de Aragón

3 comentarios:

AFAPREDESA dijo...

Hola Luis,
Por favor añade la adhesión de AFAPREDESA en la acción urgente.
un saludo
Mohamed Ahmed Laabeid
AFAPREDESA

ACAPS WILAIA ALT PENEDÈS dijo...

ACAPS Wilaia Alt Penedès también condenamos la detención de los defensores de derechos humanos sahrauís y la política del Marruecos de vulneración sistemática de los derechos humanos tanto contra la población civil como contra los activistas de derechos humanos saharauis.
Nos podeis añadir a la adhesión.

Miquel Cartró

Lembarki dijo...

Lembarki asociación de ajuda al pueblo saharaui de Palafrugell, se suma a la condena, por la detención de los activistas de DDHH detenidos en Marruecos.
Así mismo denuccia la continua violación de los DDHH en el Sáhara Occidental.